La diputada Patricia Jure realizó declaración ante la controvertida sesión del día de hoy.

Neuquén estalló en un escándalo cuando se confirmó un aumento VIP en las dietas de diputadas y diputados de alrededor de cincuenta mil pesos de bolsillo (mucho menos que un sueldo docente o estatal).
En cualquier circunstancia un aumento en las dietas de las y los diputados, con ingresos muy superiores a la canasta familiar, es un escándalo. Pero cuando miles de trabajadores de salud se encuentran en huelga porque se les ha otorgado un mísero 15%, ya no solo es un escándalo, es una provocación llevada a cabo por las autoridades de la Legislatura.
Las y los diputados de las/os trabajadores hemos rechazado los dietazos en el Congreso Nacional y en la Legislatura, reclamando que esas dietas equivalgan al costo de una canasta familiar o en su defecto a cuatro Salarios Mínimos Vitales y Móviles.
Defendemos que no exista ningún privilegio económico por ocupar las bancas. En nuestro caso aportamos siempre al sostenimiento de fondos de lucha, de comedores y merenderos, entre otros sectores que enfrentan el ajuste. Ante la huelga heroica de Salud, aportaremos de este aumento VIP, al fondo de lucha en función de su victoria.
Desde el Frente de Izquierda rechazamos en la sesión este incremento escandaloso, para quienes vivir con privilegios les resulta un hecho natural.
Censura
La sesión del 7 de abril amaneció con piquetes en varios puntos de la provincia. Precedida por las 12horas en Arroyito, el fracaso de los contrapiquetes de punteros (que impedían el paso de ambulancias) y caravanazos populares en la mayoría de las localidades en apoyo a la lucha de salud. La noticia del dietazo, aumentó la indignación.
Sin embargo a la hora de debatir proyectos que presentamos para anular el dietazo, devolver los días descontados violatorios del derecho de huelga, el MPN y sus satélites votaron en contra. Y contaron con los votos o “ausencias” claves de varios diputados del Frente de Todos.
Por otra parte, fue censurada la palabra, eliminando el momento de “Otros Asuntos”, reglamentario y de debate donde con seguridad se expondría la discusión sobre el dietazo. Y se nos cerraron los micrófonos cuando mencionábamos el punto. Hasta puede advertirse cómo las cámaras de la sesión en vivo eluden los carteles que decían: «Abajo el dietazo. aumento a salud y educación» o «Viva la lucha de salud».
Son las manifestaciones de un gobierno a la defensiva, en una provincia que huele a pueblada.
De nuestra parte batallamos en el terreno de los representantes de la burguesía como lo hacemos en las rutas.
Defendiendo un programa de salida antagónico a esta masacre social de pobreza y pandemia. De ajuste y pago serial de la deuda y beneficios capitalistas.
Y llamamos a la población a jugarnos enteros por una gesta popular que logre el triunfo de salud. Hay un hartazgo ante la impunidad de todo el régimen VIP. Sobrevuela una percepción creciente, que ahora es cuando.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario