Por Ordenanza, Bermúdez y Lara, proponen la donación definitiva de terreno fiscal a la Fundación Tiempo de niños

Los ediles del Bloque de la oposición, plantean la transferencia definitiva del inmueble, en carácter de donación, a favor de la Fundación Tiempo de Niños. El objetivo es contribuir a la lucha contra la malnutrición y promover desde ese espacio el trabajo que lleva adelante la institución en la ciudad.

Los  concejales de Juntos por el Cambio Pro – Somos Neuquén, Marcelo Bermúdez y Mario Lara, presentarán este lunes,en el Concejo Deliberante neuquino, un proyecto que pide por Ordenanza autorizar al Ejecutivo Municipal a transferir a favor de la Fundación Tiempo de Niños (Conin), un inmueble de su propiedad donde se lleva adelante la construcción de la sede en Neuquén.

 “Es muy importante destinar este inmueble municipal para que la Fundación deje de tener un espacio prestado, ya que dentro de poco van a poder contar con la obra de su sede finalizada, sobre todo por el servicio que prestan a nuestra comunidad”, argumentaron los concejales de la oposición, quienes resaltaron además que dicho predio, fue cedido a principios del año pasado en la gestión del intendente Horacio Quiroga, en carácter de préstamo mediante un acuerdo firmado entre el Municipio y la entidad, cuyo objeto fue construir el primer Centro de Prevención de la Desnutrición Infantil y Promoción Humana, bajo los parámetros de la organización de la Sociedad Civil CONIN.

Por su parte, Bermúdez recordó que en 2014 el municipio ya había entregado un terreno para esta fundación en la zona de Novella y Necochea, que luego fue usurpado.

Asimismo, el edil manifestó que “hoy la Fundación se encuentra trabajando con 42 niños y alrededor de 30 familias, cumplen con un rol fundamental y clave que es la promoción y  el control de la salud. Por eso, es indispensable que el inmueble sea de su propiedad, y por lo tanto, es necesario otorgar la escritura traslativa de dominio del predio en cuestión en carácter de donación con cargo”.

En tanto, el concejal Mario Lara, destacó el avance de la obra ubicada en Gervasoni y Las Torcazas, en el barrio Almafuerte y expresó: “Este logro era un gran deseo y necesidad para la institución que va a permitir seguir cambiando la realidad de muchos niños que hoy sufren de desnutrición, y para ello, es fundamental la presencia del Estado para acompañar con estas políticas públicas”.

La iniciativa deja expresamente establecido que el cargo significa que a dicho lote no se lo podrá dar otro destino que la construcción y puesta en funcionamiento del Centro de Prevención de la Desnutrición Infantil y Promoción Humana, bajo apercibimiento de decretar la revocación de la donación otorgada.

También, aclara que en caso de incumplimiento de cualquiera de las obligaciones establecidas en la norma, se dará lugar a la derogación por parte de la Municipalidad, recuperando el inmueble, sin derecho o reclamo o indemnización alguna a favor de la permisionaria, quedando las mejoras efectuadas a favor de la misma.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario