ES TIEMPO DE UNIDAD

Vivimos un momento crítico en nuestro país, en nuestra provincia y en la región toda. Los argentinos hemos perdido no sólo derechos sociales adquiridos luego de muchos años de luchas, sino la posibilidad de acceder a derechos básicos como la salud, la comida, el trabajo, la vivienda; y vamos camino a un escenario mucho peor en tanto el gobierno nacional no revierta el rumbo de sus políticas de estado.

Desde la asunción de Mauricio Macri, no se ha producido un solo hecho que beneficie al conjunto del pueblo argentino. Por el contrario, todo lo que han hecho ha sido en favor de los sectores de mayor concentración del poder económico de nuestro país. La provincia de Neuquén no escapa a esta situación donde vemos replicar el mismo plan neoliberal del gobierno nacional.

Nosotros, como integrantes de Unidad Ciudadana con la conducción de Cristina Fernández de Kirchner, proponemos la salida por la vía del proyecto nacional y popular, anclado en el modelo económico justicialista de trabajo y desarrollo, que promueve la inclusión y el buen vivir en base al protagonismo de lxs trabajadores, los sindicatos, las fuerzas y organizaciones políticas populares, y el conjunto de la ciudadanía organizada.

Se trata de una construcción que debemos llevar adelante en todos los ámbitos y con todos los sectores de la sociedad, respetando sus distintos grados de organización y representatividad, pero asumiendo que la suma de cada uno amplía y legitima el campo nacional y popular, y moviliza al conjunto en un debate y una acción que confluyen en la defensa de los derechos del pueblo.

Reivindicamos la política como única herramienta del pueblo para defender sus intereses. Y reivindicamos los valores y la práctica de la militancia, como una forma de vida al servicio de los demás, solidaria y verdadera, precisamente lo contrario del modelo económico corrupto que no puede decir la verdad porque sus intereses son inconfesables.

Y es evidente que los poderes económicos no perseguirían ni estigmatizarían a la militancia si pudieran comprarla, es decir, corromperla. Como no pueden, la quieren destruir. Pero el peronismo y el campo nacional y popular tienen una historia gloriosa forjada al calor de la militancia, la resistencia, la reconstrucción y la refundación. Esa historia será siempre nuestra guía.

Convencidos de estar ante una oportunidad histórica en la provincia de Neuquén queremos convocar a un gran frente de unidad que ponga fin a un gobierno que explota a su pueblo, le quita beneficios y que de ninguna manera representa al conjunto de la sociedad. No convalidamos las políticas del gobierno de Mauricio Macri, como tampoco las de sus principales referentes locales: el gobernador Gutiérrez y el intendente Horacio Quiroga.

Es tiempo de unidad, la unidad que nos pide Cristina. Y esa unidad debe ser amplia, con fuerza en su pueblo, con certeza política e ideológica, con vocación de poder, con el convencimiento de que se puede ser gobierno en nuestra provincia, sin condicionamientos más que las de ir contra las políticas que flagelan al pueblo.

Resulta indispensable recomponer los lazos de quienes se han alejado, tal como la misma Cristina lo ha hecho y sigue haciendo. Se trata de anteponer la necesidad de quienes peor la están pasando por sobre nuestras propias interpretaciones e intereses personales.

Nuestro mensaje hacia los neuquinos debe ser claro: primero los intereses del pueblo; o nos lo demandarán cuando veamos pasar la posibilidad y la dejemos en manos de los inefables que nos gobiernan ahora, sin haber dado siquiera, una oportunidad real de ser gobierno.

Lic. Ayelén Gutierrez

Diputada Provincial

La Cámpora- Unidad Ciudadana

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*