Reciben del Estado más de $700 millones al año

El diputado Raúl Godoy (PTS-FIT) reveló ayer que los colegios privados de Neuquén reciben cerca de 700 millones de pesos al año del Estado provincial, un monto equivalente a lo que costaría construir “23 escuelas primarias”.

Godoy presentó un proyecto en la Legislatura para que el Consejo de Educación muestre los números del financiamiento a la educación privada y detalle cuánto dinero recibe cada escuela, qué cuota cobra y cuál es su matrícula.

“En el presupuesto se plantea un monto global pero no está discriminado por colegio, y sabemos que hay casos donde cobran cuotas carísimas y las cifras son millonarias”, afirmó.

Aclaró que existen “colegios públicos de gestión privada, como el Sagrado Corazón en el oeste, que reciben chicos que no los reciben en ninguna escuela, y obviamente no vamos contra eso, tenemos un diálogo”.

“Creemos que la información debería ser pública para poder trabajar con los datos oficiales en la mano y avanzar en terminar con los subsidios a la educación privada, sin que eso signifique pérdida de puestos de trabajo ni de bancos para los chicos, sino dejar de financiar las prácticas educativas oscurantistas y contrarias incluso de los derechos democráticos”, explicó.

Hace unos meses, el diputado también presentó un proyecto e hizo un análisis de los fondos que reciben las escuelas privadas y públicas de orientación privada.

Cada tanto, la polémica por estos aportes resurge por los conflictos que se denuncian en distintos establecimientos, sobre casos puntuales, sobre todo en lo que respecta a los colegios confesionales.

Los colegios públicos de gestión privada vienen también a satisfacer una demanda en la que el Estado provincial por momento está ausente. Tienen una matrícula importante y dentro del establecimiento rigen otros protocolos e incluso planes de estudio.

Desde hace años, algunos diputados y sectores piden más controles sobre este tipo de escuelas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario