A un año de Maldonado, para el gobierno el caso está resuelto

El miércoles se recordará su desaparición durante un operativo de la Gendarmería en Cushamen. Su cuerpo fue hallado 78 días después en el río Chubut. Los peritos coinciden en que se ahogó.

Se cumple este miércoles un año de la desaparición de Santiago Maldonado, que puso en jaque al gobierno e inició una búsqueda desesperada que culminó recién 78 días más tarde. Poco más ha avanzado la Justicia desde aquel peritaje que determinó que Maldonado murió ahogado, sin lesiones, y que restó fuerza a la hipótesis de una desaparición forzada perpetrada por Gendarmería. Sin embargo, el juez federal de la causa, Gustavo Lleral, mantiene aún la carátula, a pesar de los pedidos del Ejecutivo y de la fiscal del caso. Para el gobierno, el caso ya está cerrado en lo que a la responsabilidad del Estado concierne. La familia Maldonado y organismos de derechos humanos, que creen lo contrario, convocaron para este miércoles a una movilización a Plaza de Mayo para pedir justicia.

“Desde el Gobierno entendemos que los aspectos centrales de la causa están resueltos. La carátula tiene que ver hoy con temas de administración del sistema judicial. Pero quedo claro a pesar de que un sector politizado de la sociedad quiere construir su pos verdad que no existió desaparición forzada. No se sostiene la causa de hábeas corpus como búsqueda permanente de una persona que, lamentablemente, apareció fallecida finalmente”, dijo a Río Negro el Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación, Gerardo Milman.

En la cartera que dirige Germán Garavano, la respuesta es similar: “Para el ministerio de Justicia ya está el tema”.

En noviembre pasado, luego de la aparición del cuerpo, la Junta Médica conformada por 28 peritos oficiales y de las partes querellantes dio a conocer los resultados de la autopsia. No hubo disidencias: Maldonado murió por “asfixia por sumersión”, ayudada por hipotermia, y el cuerpo no había sido arrastrado ni manipulado, ni evidenciaba golpes.

En diciembre, la fiscal federal de Esquel, Silvina Ávila, pidió formalmente al juez el cambio de carátula, de “desaparición forzada” a muerte dudosa. Lo mismo hizo el gobierno, a través del abogado Fernando Soto, de Seguridad, en abril de este año. El juez Lleral rechazó ambos pedidos: la carátula, dijo , es “irrelevante”, y el cambio sería un “prejuzgamiento”. En el gobierno tildan la carátula original de “fantasía burocrática”.

La familia Maldonado insiste en que la Gendarmería es responsable de la muerte de Santiago y habría plantado el cuerpo en el lugar en el que finalmente fue encontrado.

Los gendarmes que participaron del operativo aquel 1º de agosto, se internaron en el terreno y persiguieron a los manifestantes mapuches hasta el río Chubut, “siguen –informaron en Seguridad– prestando servicio normalmente”.

En enero, el gobierno denunció además en la fiscalía de Esquel a unos 7 miembros de la comunidad mapuche que habían declarado en la causa, entre otras cosas, que en medio del operativo, Santiago había sido atrapado por los gendarmes, golpeado y subido a una camioneta. Por otro lado, para sumar más controversias a una causa ya controvertida, el Consejo de la Magistratura investiga hoy el desempeño del primer juez de la causa, Guido Otranto, que en su momento fue recusado por la familia Maldonado.

Fuera de las denuncias cruzadas y la resolución de algunos pedidos de las partes, la causa no da señales de haber avanzado demasiado, ni para un lado, ni para el otro, desde la aparición del cuerpo en octubre y la pericia multidisciplinaria de noviembre.

Mientras, pasan los meses y ya se cumple un aniversario. La familia Maldonado y un gran número de organizaciones de derechos humanos – como Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, la APDH y CELS-, convocaron a marchar a Plaza de Mayo, a las 17, bajo la consigna “el Estado es responsable”.

La autopsia: no hubo muerte violenta
La autopsia del cuerpo de Maldonado fue realizada por 28 peritos, de todas las partes y hubo unanimidad en las conclusiones: Maldonado murió por “asfixia por sumersión, coadyuvado por ahogamiento por hipotermia”. El cuerpo de Santiago no evidenciaba lesiones ni indicios de que hubiera sido arrastrado. Se encontró sólo fauna acuática y se descartó toda presencia de fauna cadavérica terrestre. Habría permanecido bajo el agua más de 73 días según las pericias. La falta de lesiones y signos de sujeción “permite afirmar que no hay elementos objetivos como para suponer un escenario previo a la muerte, de violencia sobre el cuerpo”, lo que descartaría “que el cuerpo haya estado en otro lugar que el del hallazgo”. El cuerpo no habría sido encontrado antes porque permaneció sumergido para luego aflorar pocos días antes del hallazgo”.
Un perito dice que el cuerpo fue “plantado”
El perito criminalístico Enrique Prueger, que participó del caso Omar Carrasco, puso en duda la pericia sobre la autopsia de Maldonado. “El informe de la bióloga describe que hay polen en el pantalón, y dicho polen desaparece en indumentos con más de 30 días en el agua”. Según Prueger, Santiago no estuvo 78 días sumergido, sino que fue “plantado por alguien”.
“Un hostigamiento judicial permanente sobre el pueblo mapuche”

La werken de la Pu Lof en Resistencia Cushamen Soraya Maicoño dijo que lo ocurrido con Santiago Maldonado y la “falta de justicia” sobre el caso son demostrativas de “la impunidad con la que se maneja este gobierno”.

La comunidad asentada en Cushamen había recibido la solidaridad de Maldonado, quien se sumó a los piquetes sobre Ruta 40 para protestar por la detención de Facundo Jones Huala, cuando el pasado 1 de agosto Gendarmería desató un operativo de represión que terminó en la muerte del artesano.

Según la werken (vocera) de la Pu Lof, “la Justicia no avanza” en el esclarecimiento de la “desaparición forzosa y el homicidio de Santiago”.

Denunció además que desde el año pasado se profundizó una “situación de represión” sobre todo el pueblo mapuche.

Maicoño habló con este diario desde Porto Alegre, donde participa del 2° Foro Latinoamericano de La Poderosa.

“Claramente Gendarmería entró ese día en Pu Lof de manera ilegal, se lo llevaron a Santiago y aparece muchos días después, en otro lugar del río –dijo la werken–. Eso está demostrado por los testigos y las pericias”.

Señaló que “la impunidad con la que se manejó este gobierno” en el caso Maldonado “es la misma que se puede ver hasta hoy con Rafael Nahuel, asesinado por la espalda por Albatros de Prefectura, el mismo día que enterraban a Santiago”.

Maicoño se quejó de que “los integrantes del pueblo mapuche son perseguidos en forma constante y padecen “hostigamientos jurídicos, con citaciones a declarar y el montaje permanente de causas políticas y mediáticas”, que les impiden “desarrollar su vida cotidiana y también visibilizar su lucha”.

La tragedia Maldonado
1/8: Gendarmería reprime un corte de la Ruta 40 realizado por comunidad mapuche de Cushamen, Chubut. Maldonado participó y no se lo volvió a ver.
5/8: primer rastrillaje de Prefectura, sin resultados. Buzos recorren el Río Chubut. En el terreno encuentran ropa que sería de Santiago.
7/8: Patricia Bullrich niega, por primera vez, que Gendarmería lo haya detenido. Días más tarde lo ratifica ante la Comisión de Seguridad del Senado.
23/8: la fiscal federal de Esquel cambia la carátula de “investigación de paradero” a “desaparición forzada” de persona.
1/9: masiva marcha en Plaza de Mayo –y todo el país– por la aparición con vida de Maldonado.Incidentes entre manifestantes y la policía. Detenidos.
22/9: desplazan al juez Otranto por “parcialidad”. Había dicho que la hipótesis más razonable era que el joven se había ahogado.
25/9: el juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, queda a cargo de la causa por la desaparición de Maldonado. Pide “paciencia”.
7/10: la ONU insta al gobierno argentino a esclarecer de forma urgente la desaparición de Maldonado. Ya lo había hecho la CIDH.
17/10: luego de 78 días de búsqueda, buzos de Prefectura encuentran un cuerpo en el río Chubut. En un bolsillo está el DNI de Santiago.
24/11: una Junta de 28 peritos de todas las partes concluyó que Maldonado murió ahogado. No hubo arrastre, ni tenía lesiones.

1 comentario

Deja un comentario