Una apuesta local a los pozos que desprecian las gigantes

Una pyme petrolera de CUTRAL-CO apuesta al crecimiento a partir de la explotación de campos maduros o yacimientos marginales, que son aquellos que fueron explotados a gran escala y en el presente están en niveles de producción diaria inferiores a 2000 barriles de crudo o 10.000 m3 de gas.

En una entrevista con la revista Trama, los fundadores de la empresa OILSTONE, Diego Garzón Duarte y Mauricio Russo, se manifestaron a favor de dinamizar el traspaso de los yacimientos marginales para su reactivación. En tiempos de titulares con grandes compañías transnacionales resolviendo inversiones multimillonarias a los fines de explotar áreas centrales hidrocarburíferas, la empresa neuquina pide pista para ir a los pozos viejos que las grandes desprecian por la baja productividad que presentan.

OILSTONE apunta a comprar activos de las gigantes que están preocupadas en otra escala del negocio. Los pozos maduros, entre otras cosas, generan más demanda de trabajo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario