Debida diligencia ” CASO APABLAZA “

El TSJ mandó a que se investigue el accionar de dos funcionarios judiciales y un juez en torno al caso que terminó con el doble femicidio en Las Ovejas. Un breve repaso de cómo llegó cada uno a ocupar su puesto.

Intervención que se realizó en la marcha del 8 de marzo, frente al edificio de Alberdi 52

El 22 de febrero Lorenzo Muñoz asesinó en Las Ovejas a Karina Apablaza y a su hija Valentina de once años. En ese momento el hombre tenía una causa en trámite por abuso sexual contra la niña, hecho que fue denunciado el 14 de septiembre de 2017. Pesaba sobre él una orden de restricción que violó (una medida cautelar destinada al fracaso en una localidad tan pequeña). Cuando fue notificado de que debía concurrir a la audiencia por su incumplimiento, Lorenzo cometió el crimen.

Pasó más de un mes en que la policía de la provincia lo buscó. Apareció muerto el 17 de marzo.

Casi dos meses después del doble femicidio, el 13 de abril, el Tribunal Superior de Justicia le solicitó a la comisión especial de jurado de enjuiciamiento que investigue el desempeño del fiscal Ricardo Videla, el juez de Familia, Carlos Choco y el defensor de los Derechos del Niño y el Adolescente, Ezequiel Chiavassa. También se le inició un sumario administrativo a una integrante del equipo interdisciplinario de Chos Malal.

Aquí pueden descargar la resolución.

La decisión fue por mayoría, constituida por Oscar Massei, Evaldo Moya y Soledad Gennari.

En disidencia votó Alfredo Elosú Larumbe, que dijo:

considero que cuando no es posible establecer de manera fehaciente una relación causal entre la acción u omisión imputable al funcionario y el resultado dañoso y, además, se trata de hechos que no se han repetido en el tiempo, no es dable afirmar la existencia de una causal de mal desempeño susceptible de dar inicio a un jurado de enjuiciamiento. Por todo lo expuesto, previo a decidir si corresponde dar inicio al proceso previsto en la Ley Provincial Nº 1565, habré de propiciar la iniciación de un sumario administrativo respecto del Sr. Fiscal, Dr. Ricardo Videla, con el objeto de que se profundice la investigación y que el nombrado pueda ejercer su derecho de defensa

El camino para que se concrete un juri es largo. La comisión puede requerir que se abra el proceso, pero es el jurado el que tiene la última palabra. Como sucedió recientemente con el caso de Robeda-Mastracci.

Quién es quién

Chiavassa ganó el concurso para el cargo en 2012 con un puntaje final de 52,42 puntos sobre cien posibles. 

Choco sacó casi el mismo promedio: 52,41 puntos. Asumió en lugar de Graciela Rossi, removida de su cargo por un jurado de enjuiciamiento, en 2014.

Uno de los consejeros de ese momento, Pablo Szeinkierman, pidió que la convocatoria se declarara desierta, ya que consideraba que ninguno de los dos aspirantes que concluyeron el concurso reunía las condiciones. Fue designado de todos modos con 18 votos afirmativos y 8 negativos.

Videla, el último de los tres en llegar, ganó el concurso en 2016. Por muchos años se desempeñó en la policía judicial de Córdoba. El consejero suplente, Gastón Rambeuad, aseguró en su voto de la entrevista personal que: “su experiencia investigativa me resulta demasiado unidimensional y otra vez alejada del lugar concreto para el que postula sus servicios.” La Legislatura lo nombró con una votación aplastante: 26 positivos y 1 negativo.

FUENTE  FUERA DE EXPEDIENTE .

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*