Coparticipación 2017: Neuquén, entre las que menos recibieron

Se dio tanto en la distribución de recursos por habitante ($20.280) como en los fondos totales que percibió. El reparto de Nación cayó a nivel general.

La provincia de Neuquén figura entre los distritos del país que en 2017 menor cantidad de recursos por habitante recibieron a través de la coparticipación federal. Los datos fueron dados a conocer a través de un informe que elaboró el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), el cual además alertó sobre “disparidades inexplicables” entre los ingresos que reciben determinadas jurisdicciones y sobre que el reparto tuvo la menor suba de los últimos tres años.

Neuquén figura dentro del grupo de provincias con altos ingresos y baja densidad poblacional -junto con Chubut, La Pampa, Río Negro, San Luis, Santa Cruz y Tierra del Fuego- y es la segunda de este lote en recibir menores ingresos (20.280 pesos), sólo por detrás de Chubut (19.925 pesos). A su vez, la provincia también está entre las cuatro jurisdicciones del país a las que les transfieren menores recursos totales: 12.937 millones de pesos. Las únicas que reciben menos son Chubut ($11.715 millones), Santa Cruz ($11.475) y Tierra del Fuego ($8868 millones).

En términos generales, el informe indica que los gobiernos provinciales recibieron, a través de la coparticipación y leyes especiales, $754.337 millones a lo largo de 2017, $191.301 más que lo percibido en 2016 (+34%), mientras que en dicho año la tasa había registrado un aumento interanual de 35,5%. En 2015, la suba fue de 36,6% en contraste con 2014, lo que visibiliza un sendero decreciente en las transferencias a los 24 distritos subnacionales. Naturalmente, la provincia de Buenos Aires fue la jurisdicción que más fondos recibió, superando los $137.303 millones.

Disparidades curiosas

Al comparar las transferencias a las provincias con el detalle del nivel de ingreso y la densidad de población, existen disparidades. En el grupo de provincias con alta densidad poblacional los distritos con altos ingresos recibieron en 2017 el 60% de lo que percibieron los distritos con bajos ingresos. “La proporción resulta lógica si se toma el criterio redistributivo”, se señaló. No obstante, se alertó que en el cúmulo de provincias de baja densidad poblacional la proporción no parece seguir este criterio (las de altos ingresos recibieron el 90% de lo que cobraron las de bajos ingresos).

Sé el primero en comentar

Deja un comentario